Arte efímero

¡Hola a todos!!

Hace tanta calor que hasta en la playa hoy no se podía estar, por eso, hoy hemos optado por la opción de quedarnos en casa, con el aire acondicionado y con la bañera… bueno también hemos hecho algún experimento…

Estrenamos semana y la dedicaremos a hablar de arte, así que aprovechando las características del día, hemos hablado del arte efímero, para ello hemos utilizado hielo, ¿qué os parece, un buen ejemplo, no?.

Y de paso hemos aprendido un poquito de ciencia ya que la sal en contacto con las moléculas del agua (que produce el hielo en cuanto cambia de temperatura) hace una reacción que deshace más rápidamente el hielo (mejor dicho sería que la sal impide que se congele el agua), por eso en invierno cuando el tiempo va a producir hielos en las carreteras, hay camiones tirando sal para que no se hielen las carreteras.

No es muy sencillo explicar el proceso a niños tan pequeños, pero de momento lo conservaran en su memoria a modo de curiosidad.

Y como la finalidad era disfrutar un rato, hemos realizado unas esculturas un poco resbaladizas, hemos trabajado la creatividad, la imaginación, las habilidades motoras y nos hemos refrescado, así que por nuestra parte misión cumplida…

¿Qué os parece?

 

 

Anuncios

Estamos de aniversario……

gracias¡Hola a todos!,

Mi querida amiga Nona, esta de aniversario, resulta que hace un año que empezó con esto del blog, no es que haya tenido un gran éxito, pero la chiquilla se entretiene.

Como esta un poco de bajón, la tecnología la vuelve loca y estrena ordenador, me ha pedido que le escriba una especie de prologo y es que soy su única y su mejor colaboradora. Y no os creáis, no lo tengo fácil, porque a ver que cuento yo que no sepáis, además, ya me conocéis a mi no me gusta mucho eso de hablar de los demás….

Si os digo que Nona nació antes de que surgiera “La Crónica del desamor” de Rosa Montero, no os exagero, pero a ella le gusta creer que es una niña.

Yo no se lo digo, porque no se hasta que punto, una es lo suficientemente amiga para decir según que cosas, pero Nona es un perpetuo “Casi”, como su afición por los cuentos empezó antes de saber leer, en vez de inventárselos con palabras los hacia con dibujos, aunque ni escribe bien ni pinta, pero “Casi”…

Una de las cosas que no soporto de ella, es su inseguridad, es capaz de estar tres horas en el pasillo de los champús sin saber cual coger, después de haber olido todos los que había, elegir uno y al meterlo en el carro darse cuenta que el primero fue el que más le gustaba. Y entre y entre preguntarte mil veces; – ¿Este te gusta?.. Por eso, yo ya no me voy de compras con ella, no puedo, prefiero estar en casa viendo como mi Manolo se bebe su cerveza.

Le encanta el deporte, practica ese que se llama ser madre, no es de esos deportes que te dejan un cuerpo de 60-90-60 pero esta basado, más o menos, en los ejercicios que se suelen hacer en cualquier gimnasio pero sin horarios. En vez de, utilizar la cinta, utiliza el reloj que le hace correr lo mismo pero durante todo el día y en vez de, abdominales, hace besuqueos, con ellos no consigue tener una tripa plana pero le engorda el corazón, a parte las sesiones se las organiza a su ritmo eso sí, no hay día que no reparta unos mil besos. ¡Así esta ella!!. Las que me dan pena son sus niñas con las carnes marcadas de tantos besos.

Bueno, no me enrollo más que no quiero quitarle protagonismo, que como me anime, se queda sin blog.

Así que por último, solo agradecer a toda la gente que este año ha ido conociendo la Nona, todo lo que le han ido aportando, lo mucho que ha ido aprendiendo de este mundo que es tan mágico y todos esos momentos vividos que le han dado tanta satisfacción.

Gracias y mil veces gracias a todos, ha sido un absoluto placer, espero poder seguir junto a Nona otro año más (como mínimo).

Vuestra siempre amiga

Lola la del Manolo.