LA HORA DE LA LECTURA CON MI PEQUEÑA LECTORA; “PIEL DE COCODRILO”

piel de cocodriloAviso a lectores, mi intención no es molestar a nadie, mi opinión no tiene porque ser palabra a seguir, simplemente es mi opinión, pero las demás opiniones son tan válidas como la mia, o hasta es posible sean más acertadas que la mía. Nuestra opinión no es una verdad absoluta solo es una visión a algo que hemos mirado con nuestros ojos.

Dicho esto…. hoy queriamos hablaros de “PIEL DE COCODRILO” de José Carlos Román, se trata de un libro basado en una antigua leyenda africana, en la que se habla de amistad y lealtad, donde se presenta al protagonista “El cocodrilo” como un ser arrogante y soberbio y que como castigo a esto, lo más preciado por él, que es su piel, se convierte en algo feo, de lo que huyen los demás animales menos sus fieles amigos Lechuza y Luciérnaga.

Nuestra impresión, en casa, fue tristeza, nos quedamos con un amargo sabor de injusticia, la que más sintió la pena fue mi pequeñaja, que al terminar el libro se puso a llorar, no paraba de protestar porque no era justo, diciendo que el cocodrilo al principio no quería presumir de ser tan guapo, que el pobre cocodrilo, era tan tímido que le daba vergüenza que lo vieran y que cuando va el pobre y gana confianza en el y reconoce que es guapo, porque lo es y me lo dice señalándome las ilustraciones, va y recibe un castigo como ese, no es justo mamá, no es justo.

La mayor que tiene más capacidad de analizar las situaciones planteo las siguientes preguntas, a las que dimos un par de vueltas, esta fue la única actividad que hicimos con este libro, no estaba la cosa para alargar el tema:

  • ¿Él elefante, actuó bien, al ir corriendo a decir a todos los animales lo que había visto? ¿eso no es cotillear?
  • ¿Qué hubiesen pensado todos los animales si el cocodrilo hubiese seguido ahí escondido sin salir por vergüenza?
  • ¿no se hubiesen reído de él, hubiesen pensado que era un cobarde por no salir?
  • ¿No es normal mamá, que al haber sido tan tímido siempre, cuando te das cuenta que tienes algo bueno, te de valor para enfrentarte a tus miedos o tu vergüenza?
  • ¿Tal vez, no deberían la Lechuza y la Luciérnaga haberle recordado, como amigas que eran, que el sol podía estropear su piel?
  • Si el cocodrilo tenía la cabeza muy alta, ¿la Lechuza y la Luciérnaga no se podían acercar y tocarle un poco la cola para que se diera cuenta de que estaban ahí?
  • ¿Cómo sabe, el que lo ha escrito, que el cocodrilo tenía la cabeza alta por prepotencia y no por timidez? Por que a veces la timidez te hace hacer cosas así, yo soy timida y ante esto no paro de hablar.
  • ¿Alguien ha pensado lo triste que se debe sentir el cocodrilo?
  • ¿Es justo que lo castiguen así?
  • ¿Alguien ha pensado el sentimiento de culpabilidad que le va a quedar?
  • ¿Es necesario pasarlo tan mal para que valores a los amigos que tienes, porque el cocodrilo tendrá para siempre su piel así, no podía haberle ocurrido algo menos malo y que cuando se diera cuenta volviera a su estado normal?

Ante todas estas preguntas, solo me quedo hacerles un par de preguntas:                                 ¿Os ha gustado algo del libro? Si es así ¿El qué?

A lo que las dos contestaron casi al unisono que los dibujos. Y es verdad, si algo podemos sacar realmente impresionantes son las ilustraciones de Paolo Domeniconi,en las que cada uno de los animales que se representan están dotados de expresividad y movimiento, los colores son suaves, las imágenes hablan por si solas sin necesidad de un texto.

¿Lo recomendaríais?

A lo que me contestaron que no. Pero me pidieron que si podía ponerme en contacto con el escritor que le dijera que por favor el próximo libro sea menos triste.

Por mi parte, aconsejaros que si podéis y queréis lo leáis para poder tener vuestra propia opinión y tal vez, nos podáis dar otra visión que nos haga ver de otra forma la historia.

Anuncios